amélie

becaria precaria

nos levantamos a las 8 para ir a trabajar. llegamos a las 9. estuvimos haciendo que haciamos algo hasta las 11. desayunamos.nos fuimos a una conferencia. de 12 a 2 y media. quedamos en la puerta del vicerrectorado.quedada de becarios. nos fuimos al cañas y tapas de moncloa. empezaron las rondas. bote. a comer a una pizzeria buenisima.sobremesa de 4 horas.m´ss becarios.poco a poco.cambiamos de sitio.paseo.mas rondas. cerveceria. bar. risas. fotos. más rondas. y a todo esto llegan las 8 de la tarde. tambien las 10 de la noche. caminar a moncloa. metro. Oporto. Salón. reunión. risas. reencuentros. nos vamos a cenar. historias. más risas. nos echan. las 12 de la noche. paseo. mi portal. la 1. risas. rimas y hablamos hasta las 3. Son las 3:28 y acabo de llegar. pijama y a momir

:D

18 horas en la mejor compañía ^^
amélie

(no subject)

Gracias por todo este tiempo que compartiste a nuestro lado, gracias por todo lo que nos enseñaste, por tu sonrisa picarona y tu fuerza ante la vida.

Te dedico estas palabras en recuerdo de todo lo que vivimos juntos. Porque ahora es muy dificil entrar en tu casa y no verte jugando al solitario...o llegar y no tener el tablero de parchis preparado para compartir unas risas y un poco de competición..Y aunque a veces se me escapan un montón de lágrimas recórdandote, pronto sonrío al recordar como llevaste con sentido del humor hasta el último momento...

Recuerdo tu forma de llamarme "pendona" cada vez que me veías y me recordabas lo mucho que viajaba y pisaba la calle, sonrio recordardo como me enseñaste a bailar el pasodoble, cuando nos enseñaste a mi hermano y a mi a jugar al chichón y a la escoba, el regocijo que me daba ganar al mejor "campeón de castilla y león", al recordar tu risa constante...incluso los últimos momentos que compartimos cuando ya no podias levantarte de la cama...y tenias una sonrisa para nosotros.

Te quiero, te quiero tantisimo...que me cuesta un poquito seguir ahora sin ti. Pero se que hay que seguir...y que mientras te recordemos estaras aqui...

hasta siempre yayo
amélie

(no subject)

ojala pudiera sentarme al lado de tu cama, cogerte la mano y decirte cosas bonitas al oido

ojala pudiera hacer que esta espera fuera menos dolorosa y menos lenta

ojala supiera sacar el estres que siempre llevo en mi vida y pudiera coger el primer autobus hasta tu casa

ojala supiera aguantar mis lagrimas y poder felicitar a tu hija como se merece

ojala...
amélie

(no subject)

Estoy en los ordenadores de la facultad. Primer día de clase, curso nuevo..pero yo sigo con la misma empanada de siempre :D Olvidé mirar donde está mi clase este año! Asi que vine aqui a consultar ^^U

ayayay 10 minutos para la vuelta al coleee

muamuamuaaaa
amélie

(no subject)

Escucho "te dedico una cancioooon" y pienso en muchas personas. Poquito a poco me encuentro mejor. Propio de mi bipolaridad :D

He pasado un tiempo retirada de aqui, con mis abuelos, viendo como la vida se le va apagando a uno de ellos y orgullosa de estar compartiendo tantos días a su lado. Tomando decisiones acerca de mi vida, madurando y aprendiendo.

Y tengo la sensación de que hay una parte de mi vida que por lo obvia que es nunca le dedico unas palabras.

Vivo en Carabanchel, de lo cual estoy realmente orgullosa. Me gustan los paseos nocturnos desde la plaza del metro de Oporto hasta la Eliptica donde jugamos a solucionar el mundo con palabras. Me gusta sacar a pasear a Martínez, por el parque Sur y quedar con Luis y Carlos en un banco y reencontrarnos y abrazarnos.

Me gusta el banco de piedra que hay enfrente de la reja de la parroquia, el "cuadro" y lo calentito que nos recibe la bocateria cuando hace mucho mucho mucho frio, pasar por Valle de Oro y mirar a mi derecha y ver la entrada a un portal donde hemos compartido disfraces, bocadillos de nocilla y muñecos.

Me gusta ir a la calle Hermandad y que mi pichón me corte el pelo y nos abracemos y marujeemos sin medida.

No se evitar tener varios pavos de la estrella a la semana y me encanta volver y ver que nada ha cambiado.

Me tranquilizan los regresos y vuestros brazos en los que tanto me gusta caer.

Me gusta perderme entre la calle Chimbo y el Camino Viejo de Leganés con vosotras.

Me gusta bajar a la calle y encontrarme con eternos viejecitos que me han visto crecer y saludarnos con una sonrisa y una linda conversación.

::::y este es mi barrio y todas las personas lindas que encuentro en él::::
amélie

(no subject)

Me siento tranquila, muy muy muy tranquila. Como si de pronto mi pequeño mundo se hubiera colocado de nuevo. Siento que este tiempo de "retiro" de todo y tod@s ha llegado un poco a su fin. O al menos, que no es tan tan tan necesario como antes. Me siento con energía suficiente para enfrentarme, o mejor...para compartir con las personas que quiero. Y me encanta sentirme así.

Siento que no dependo de nada o de nadie, o al menos no tanto como sentía hasta hace poco. Que quiero a las personas que me rodean y que no me merece la pena darle la espalda a nadie, ni a mi misma. Al fin y al cabo nunca fue conmigo ser así [aunque mi orgullo anti-sentimentalista me lleve a querer demostrar que sí].

Me gustó mucho mucho mucho una reconciliación de ayer y también me dio mucha energía. Estar de espaldas a alguien es algo que por muy convencida parezca de ello no me hace sentir nada bien. Y me desequilibra por completo.

Gracias a los que hicieron posible todo esto, supongo que también a mi misma. Gracias a algunas personas que se que leeran esto hoy o mañana y que hacen que me sienta parte de ellas y que son parte de mi (aunque haya días que huyo sin rumbo)...
amélie

(no subject)

Son las 11:40 y acaban de marcharse de mi casa tres personillas que se han quedado esta noche y sin querer la han llenado de muchisima energía. Ahora estoy sola, otra vez, y me siento muchísimo mejor que ayer y que en general este último tiempo.

Anoche concierto de Silvia Penide, un montón de sentimientos en poco espacio. Alcancé una tranquilidad que hacia mucho que no conseguia conmigo misma.

Estoy tranquila y necesitaba escribirlo.
amélie

Aceptando cambios.

de vuelta de mil viajes y a empezar con el reencuentro conmigo misma...

Coruña, Murguia, Vitoria, Bilbao, Santander, Santillana del mar, La Rioja, Pamplona,Salamanca, Toledo, Madrid, Gandia, Coruña...

Ese ha sido mi recorrido español-veraniego. Vuelvo con ganas de mi y pocas ganas de relacionarme. Vuelvo con ganas de encontrarme y de ir limpiando los conflictos emocionales que andan sueltos por mi cabeza. Con ganas de hacer cosas y muchísima pereza de empezar. Con una contradicción propia de la vuelta a la normalidad y un chapapote emocional propio de llevar demasiado tiempo huyendo de todo. Ganas de enfrentarme de frente. Miedo de que pasen ciertas cosas.

Y aqui estoy de nuevo. Con menos energia. Y con más ganas de cogerla.

Alguien me enseñó hace poquito que cuando más débil crees que estás, más fuerte estás.

:::: abrazame hasta que el miedo se pase ::::
amélie

(no subject)

Ya está ahí la Luna.
Que perra la vida y esta soledad.
No quisiera perderme tu tren
y saber lo que es malgastarte.
Podría coger cualquier autobús
con tal de un beso más
pero tengo pesado el hogar
y ya no puedo hacerlo igual.
Puede que mañana me quiera ir.
Y puede también que mañana sea
la vida
y que mañana, no exista mañana.

No soy una niña.
No soy ese duende.
No soy luchadora.
No soy tu camino.
No soy buena amante,
ni soy buena esposa.
No soy una flor,
ni un trozo de pan.
Sólo soy esa cara de idiota

Idiota por tener que recordar la última vez
que te pedí tu amor.
Idiota por colgar tus besos con un marco rojo
por si ya no vuelvo a verlos más.
Idiota por perderme por si acaso te marchabas ya,
y tirar tu confianza desde mi cama hasta esa ventana.

No ves qué fácil ha sido para mí
perderlo todo en un momento.
Por mi miedo a perder,
por mi miedo a perder,
por mi miedo a no controlar tu vuelo.

No soy una niña.
No soy ese duende.
No soy luchadora.
No soy tu camino.
No soy buena amante,
ni soy buena esposa.
No soy una flor,
ni un trozo de pan.

Solo soy
esa cara de idiota
idiota, esa cara de idiota
no ves que facil a sido para mi
perderlo todo en un momento